Saltar al contenido

Jericoacoara | Una hermosa playa virgen y paradisíaca alejada de la ciudad

Jericoacoara es considerada como una de las mejores playas de Brasil por sus atractivos turísticos y lo exótico de su paisaje, que año tras año atrae a miles de temporadistas.

Una imponente duna donde se agrupan los visitantes para disfrutar de la puesta del sol, hace de esta playa una de las más visitadas, algo que también debe a sus arenas muy blancas y aguas cristalinas.

A 37 horas de Sao Paulo: ¿Cómo llegar?

Jericoacoara se encuentra a más de 3 mil kilómetros de Sao Paulo, capital de Brasil. Llegar allí por tierra puede tomar alrededor de 37 horas continuas a través de la BR-135.

La opción más rápida y cómoda es viajar en avión. Desde el aeropuerto Governador André Franco Montoro de Sao Paulo, es posible tomar un vuelo hasta el aeropuerto Internacional Pinto Martins que sirve a la ciudad de Fortaleza.

Gol, Latam y Avianca Brasil ofrecen este itinerario durante diferentes días de la semana. El viaje puede demorar alrededor de 3 horas y 25 minutos.

Desde este lugar, hay aproximadamente 300 kilómetros de distancia hasta Jericoacoara, un viaje que puede demorar alrededor de cinco horas.

Conviene alquilar un vehículo rústico y conducir por la CE-085 hasta llegar a Jijoca. A partir de allí se siguen los avisos rotulados que conducen a la entrada de este hermoso lugar.

La llegada hasta la propia playa de Jericoacoara se hace atravesando las dunas, ya que no hay ninguna carretera que llegue hasta el pueblo.

Los últimos 20 kilómetros se deben hacer únicamente de este modo, lo cual se hace para preservar la naturaleza “vírgen” del lugar, donde hasta hace muy poco tiempo ni siquiera había electricidad.

Deportes acuáticos, nadar y disfrutar el atardecer: ¿Qué ver y qué hacer?

Jericoacoara

En la playa de Jericoacoara generalmente hay bastante viento, por lo que es un sitio especial para practicar deportes acuáticos como el windsurf y el surf.

La belleza de sus playas que aún conservan el estilo de pueblo de pescadores, invitan a sumergirse para nadar o simplemente tomar un baño para refrescarse por el calor propio del lugar.

Recorrer la bahía es un espectáculo, ya que los paisajes son inolvidables. Si lleva los equipos necesarios, practicar snorkeling es una tarea casi obligada. Allí podrá admirar toda una variedad de coloridos peces y toda una diversidad de flora marina.

Al llegar el atardecer, es momento de ir a las dunas, un lugar clásico donde se aprecian las inolvidables puestas de sol, donde éste pareciera fundirse con el mar, creando todo un espectáculo mágico.

En la bajada, generalmente se practica el sandboarding que no es más que deslizarse por la arena en una tabla similar a las de surf.

Al bajar de las dunas encontrará toda una variedad de chiringuitos que dan vida a la movida nocturna del sitio, con expendio de alimentos y bebidas para disfrutar.

Tropical: ¿Cómo es el clima?

Jericoacoara

En Jericoacoara el clima es tropical. Los veranos son mucho más lluviosos que los inviernos y la temperatura media anual es de 27.8 ° C.

El mes más seco es agosto, con 1 milímetro de lluvia en promedio mientras que la mayor cantidad de precipitación se registra en marzo, con un promedio de 323 milímetros.

En cuanto a la temperatura, noviembre es el mes más cálido del año con promedio de 28.6 ° C mientras que las temperaturas medias más bajas se producen en marzo, cuando está alrededor de 27 ° C.

Visitar las lagunas, gastronomía y alojamiento: Nuestras recomendaciones

Jericoacoara

Jericoacoara es muy ventosa y generalmente el sol es intenso por lo que es recomendable alquilar un kit de parasol y la hamaca para estar con comodidad en el lugar.

En el sitio, que además es conocido como pueblo hippie, se pueden adquirir algunas artesanías como recuerdo para llevar a casa.

También puede contratar servicio de mini viajes de un día hasta Lagoa de Jijoca, Lagoa Azul y Lagoa Paraíso, unos destinos realmente inolvidables.

Se trata de tres “lagunas” ubicadas a 23 km de Jericoacoara, en las cuales, por las características del viento y agua, se pueden realizar deportes acuáticos como windsurf, kitesurf, paseo en bote a vela, kayak, snorkel y buceo.

En estas lagunas colocan algunas hamacas en pleno mar que son perfectas para relajarse y descansar mientras se admira todo el inolvidable paisaje.

Para disfrutar de la gastronomía local puede visitar SoS Açai, un hermoso lugar que ofrece un menú brasilero y sudamericano con opciones para vegetarianos.

Otra alternativa, con un menú más variado, es Casa B&B, un pintoresco local que sirve gastronomía brasilera y japonesa. Cuentan con opciones para vegetarianos, veganos y alternativas sin gluten. El precio por plato va desde los 9 hasta los 34 dólares.

Para alojarse, usuarios de TripAdvisor recomiendan Essenza Hotel, un increíble lugar que cuenta con piscina, bar, restaurant, gimnasio, spa, wi-fi, estacionamiento y room service.

Las habitaciones disponen de aire acondicionado y minibar. El precio por noche es de 239 dólares y la tarifa incluye el desayuno.

Otra opción más económica es Hotel Hurricane Jeri, que ofrece piscina, bañera de hidromosaje, restaurant, bar, wi-fi y room service.

En este hotel cuentan con habitaciones familiares y suites que disponen de aire acondicionado y minibar. El precio por noche es de 161 dólares y la tarifa incluye el desayuno.

Indudablemente, a pesar de la distancia, bien vale la pena visitar Jericoacoara por sus increíbles paisajes, inolvidables atardeceres y cristalinas aguas, perfectas para relajarse y descansar.