Saltar al contenido

Muizenberg Beach | El lugar bohemio para los amantes del color, el surf y los tiburones

En Ciudad del Cabo, capital de Sudáfrica, se encuentra Muizenberg Beach, considerada como una de las playas de nacimiento del surf, donde además de las casetas chic de colores, los turistas pueden disfrutar de la impresionante vista al mar desde las laderas de las montañas.

Una alarma anti tiburones alerta cuando un escualo se acerca a la zona, lo que permite colocarse a resguardo y ubicar una posición privilegiada para apreciar la majestuosidad de estos enormes depredadores, en medio del colorido e imponente paisaje del lugar.

Taxi o tren: Cómo llegar a Muizenberg

El tren es una opción económica para llegar a Muizenberg

Apenas 25 kilómetros separan Ciudad del Cabo de Muizenberg Beach. La manera más económica de llegar, aunque demora mayor tiempo, es en tren.

El ticket apenas tiene un valor de un dólar pero el recorrido puede demorar hasta 47 minutos. Estas unidades ferroviarias, parten cada hora.

Durante todos los días de la semana, la salida es desde la estación Capetown y llega a False Bay. El servicio es operado por CT Trains.

La forma más rápida, aunque menos económica de llegar a Muizenberg Beach, es en taxi. El costo gira en torno a los 35 dólares, y puede demorar cerca de 22 minutos.

Qué ver y qué hacer

El surf es una de las principales actividades a realizar en Muizenberg

Practicar surf aprovechando al máximo las enormes olas del lugar y el viento ideal para este deporte, es uno de los principales retos que el turista puede asumir en Muizenberg Beach.

Si por el contrario, el itinerario que prefiere es de mayor relajación, no puede dejar de fotografiarse junto a las icónicas casitas de colores.

El recorrido por este lugar no requiere de los servicios de algún guía en particular.

Frente a estas peculiares y coloridas casitas, decenas de locales y restaurantes ofrecen al visitante múltiples alternativas para adquirir un recuerdo.

También puede disfrutar de la suculenta gastronomía del lugar, conformada –entre otros platos- por el exquisito Braai que no es más que un asado o barbacoa de carne o pescado.

Cómo es el clima

Marina Vews en Muizenberg

El clima promedio en Muizenberg Beach suele ser muy frío en comparación con otras zonas costeras de Sudáfrica. Oscila entre los 18°C y 24°C, con constantes y fuertes vientos.

Las noches allí suelen estar nubladas mientras que en el día, el tiempo permanece parcialmente soleado. Eventualmente se registran algunos chubascos.

Sin embargo, la calidez de sus habitantes y el colorido de sus paisajes, invitan a estar allí disfrutando de toda una jornada sin preocupaciones.

Alojamiento con vista al mar

Restaurante Tiger's Milk de Muizenberg

Decenas de hostales y hoteles conforman la amplia variedad de ofertas para alojarse en Muizenberg Beach con un precio que oscila entre los 45 y 100 dólares por noche.

Una de las ofertas más atractivas y mejor valoradas por usuarios de portales como TripAdvisor es Marina Views, un alojamiento que ha superado el 97% de las expectativas del cliente. ¿De qué otra forma podría ser si cuenta con una magnífica vista al mar a un excelente precio?

The Gong House también ofrece alojamiento en Muizenberg Beach, aunque con un criterio mucho más lujoso pero con espectaculares vistas a la montaña y al mar.

Este hotel, que sirve un desayuno continental o inglés en el comedor o en el porche, se encuentra a solo 5 minutos a pie de la playa, las tiendas y los restaurantes. La noche en el lugar gira en torno a los 100 dólares.

Un lugar para el arte y los dulces

Diferentes lugares en Muizenberg Beach le harán sentirse como en casa; uno de ellos es el Rolling Wood Surf and Skate que trabaja de 08:00 a 17:00, donde su propietario, Cobus Joubert, ofrece al público un exquisito café.

Esta bebida caliente, puede ser acompañada por un delicado pastel de zanahoria, rodeado de diferentes obras que la han convertido en una especie de galería de arte.

Este ambiente bohemio, que también ofrecen otros espacios como MM Galleries en Palmer Road, que está repleto de artesanías para llevar como recuerdo, conforman la oferta turística ideal para quienes además del paisaje y las olas, apuestan por el colorido y la tradición en su visita a Sudáfrica.